El 25 de diciembre de 2019, la Lof Kurache inició un proceso de recuperación territorial, en tierras reclamadas por la compañía ganadera y forestal de Benetton en Chubut.

“Necesitamos formar vínculos con la tierra, con los ngen mapu, los espíritus del lugar“expresa Mirta Curruhuinca, werken (vocera) de la comunidad. “Acá esta nuestro kupalme, nuestra fuerza. Nosotros estamos en la estepa, donde dicen que solamente hay piedra, eso somos nosotros. Esa fuerza es nuestra, por eso Kurache, gente de piedra.”

El cuadro catastral donde se asienta la comunidad se denomina “El Platero”, un espacio que  Benetton reclama como propia. La Compañía Tierras del Sur posee al menos 900mil hectáreas en la región, desde que el Estado Argentino le cedió hace más de un siglo, y ha ido ampliando sus límites a lo largo de los años, corriendo deliberadamente el alambre sobre los campos aledaños.

Al día posterior de la recuperación, se acercó la Policía de Chubut, en una camioneta privada de la compañía junto a Vivian Hughes, capataz de las estancias, para identificar a las personas. La compañía Tierras del Sur, hoy bajo la firma de la multinacional Benneton ya hizo la denuncia contra la Lof por usurpación de tierras. 

“Nosotros no le tenemos miedo ya, como se dice, nos han quitado tantas cosas que hasta el miedo nos quitaron” expresa la werken. “También sabemos que hay gente consciente que sabe que esto es una lucha buena”.


“Newen (fuerza) con la lucha compas, que tenemos que estar fuertes, porque el monstruo es muy grande” Desde la comunidad se solidarizan con la cantidad de luchas que se están llevando hoy en día, en sus distintas formas, que se llevan a cabo en defensa del agua, la naturaleza y los territorios. “Lo hacemos por la dignidad y por ser humano”.

Lof Kurache, gente de piedra. Cushamen, Puel Mapu